Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Capitulo 8

Pensando de la manera Correcta

Regresa al capitulo 6 y lee otra vez la historia de el hombre que formo una imagen mental de su casa y obtendrás una idea del paso inicial hacia la riqueza. Debes formar una clara y definitiva imagen de lo que quieres. No puedes transmitir una idea a menos que tú también la tengas.

La debes tener antes que la puedas dar, y mucha gente falla en impregnar la sustancia pensante porque ellos mismos tienen una imagen vaga de las cosas que quieren hacer, tener o ser.

No es suficiente que debas tener un deseo general por riqueza "para que me vaya bien". Todos tienen ese deseo.

No es suficiente que tengas el deseo de viajar, ver mas, vivir mas, etc. Todos tienen esos deseos también. Si vas a mandar un mensaje a un amigo, no le mandas las letras del alfabeto y dejas que el descifre o construya el mensaje, ni tampoco mandas palabras del diccionario al azar. Mandas una frase coherente, una que signifique algo.

Cuando tratas de imprimir tus deseos en la sustancia pensante, recuerda que debe ser por medio de una sentencia coherente. Debes saber lo que quieres y ser específico y definitivo. Nunca vas a lograr ser rico o empezar el poder creativo en acción mandando mensajes vagos o sin formar.

Repasa tus deseos igual que el hombre que describí pensó en su casa. Mira exactamente lo que quieres y consigue una imagen mental clara de cómo lo quieres ver cuando lo tengas.

La imagen mental clara la debes tener constantemente en la cabeza. Como el marinero tiene la visión del puerto hacia donde va, debes tener tu mirada hacia eso todo el tiempo. No debes perder la mirada en eso mas de lo que el marino pierde la vista de la brújula.

No es necesario hacer ejercicios en concentración, o establecer horarios para oraciones y afirmación, o "retirarse al silencio", o hacer cosas ocultas de ninguna especie. Algunas de estas cosas están bien, pero todo lo que necesitas es saber que quieres y desearlo lo suficiente para que se quede en tus pensamientos.

Pasa tanto de tu tiempo libre pensando en tu imagen. Pero nadie necesita hacer ejercicios para concentrar su mente en algo que realmente quiere. Son las cosas que no quieres realmente las que cuesta trabajo mantener en tu cabeza.

Y a menos de que realmente quieras ser rico, tanto que ese deseo sea lo suficientemente fuerte para dirigir tus pensamientos a tu propósito, como el polo magnético dirige la aguja de la brújula, entonces difícilmente valdrá la pena para ti seguir las instrucciones de este libro.

Los métodos explicados aquí son para la gente que su deseo de ser rico es lo suficientemente fuerte para sobrepasar la pereza mental y la comodidad, y ponerlos a trabajar.

Lo más clara y definitiva que hagas tu imagen, y lo más que pienses en ella, trayendo todos sus detalles, más fuerte será tu deseo. Y mientras más fuerte sea tu deseo, mas fácil va a ser tenerlo en tu mente.

Algo mas es necesario, que solo ver la imagen claramente. Si eso es todo lo que haces serás un soñador y tendrás poco o nada de poder de conseguir las cosas.

Detrás de tu imagen clara debe estar el propósito de realizarla, de llevarla a una expresión tangible.

Y detrás de este propósito debe estar una invencible e inquebrantable fe que la cosa ya es tuya que esta a tus manos y que solo necesitas tomar posesión de ella.

Vive en tu nueva casa mentalmente hasta que tome forma alrededor de ti físicamente. En tu mente, disfruta completamente de las cosas que quieres.

"Cualquier cosa que tu pidas cuando reces, cree que la vas a recibir, y la tendrás" dijo Jesús.

Ve las cosas que quieres como si estuvieran alrededor tuyo todo el tiempo. Vete a ti mismo teniéndolas y usándolas. Haz uso de estas en tu imaginación igual que como las vas a usar cuando sean tuyas. Sumérgete en tu imagen mental hasta que sea clara y distintiva, y después toma la actitud de posesión de todo lo que hay en ese lugar. Tomo posesión de eso en tu mente, en la completa fe de que es tuyo. Entrégate a esta posesión mental. No dudes ni por un instante que es real.

Y no olvides lo que se dijo en el capitulo anterior de la gratitud: Se agradecido todo el tiempo tanto como cuando quieras que tome forma. La persona que sinceramente puede agradecer a Dios por las cosas que solo posee en la imaginación tiene una fe verdadera. Será Rico. Causara la creación de todo lo que quiera.

No necesitas rezar constantemente por las cosas que quieras. No es necesario decirle a Dios sobre eso todos los días.

Tu parte es formular inteligentemente tu deseo por las cosas que hacen una vida mas completa y arregladas en algo coherente, y después imprimir todo este deseo en la sustancia sin forma, que tiene la voluntad y el poder de conseguirte lo que deseas.

No se consigue esta impresión repitiendo oraciones, lo consigues teniendo la visión con un PROPOSITO firme para conseguirlo y una FE de que lo vas a conseguir.

La respuesta a las oraciones no es de acuerdo a tu fe mientras hablas, si no de acuerdo a tu fe mientras trabajas.

No puedes impregnar la mente de Dios teniendo un retiro especial para decírselo, y después olvidarte del asunto por una semana. No lo vas a impresionar teniendo horas especiales de oración, si después olvidas el asunto de tu mente hasta las siguientes horas de oración.

Rezar esta bien, y tiene su efecto, especialmente contigo mismo, en clarificar tu visión y reforzar tu fe, pero no son tus peticiones orales lo que te consigue lo que quieres, para hacerte rico no necesitas una "hora de oración", mas bien necesitas "rezar sin parar". Y por rezar me refiero a mantener tu visión, con el propósito de causar su creación en forma sólida, y la fe de que lo estas logrando.

"Cree y recibirás"

Una vez que haz formado claramente tu visión, toda la cuestión es ahora recibirla. Cuando has formado tu visión, esta bien hacer una sentencia oral, dando gracias a Dios. Después, de ese momento en delante, mentalmente, recibir lo que pediste.

Vive en la casa nueva, viste las ropas finas, maneja el auto, viaja, y con confianza planea mas cosas. Piensa y habla de todas las cosas que has pedido como si fueran tuyas. Imagina un ambiente y una condición financiera exactamente como las quieras, y vive todo el tiempo en ese ambiente mental y condición financiera hasta que se hagan realidad.

Aunque, no hagas esto como un soñador o como quien construye castillos en las nubes. Abraza la FE de que lo que imaginas se esta realizando y a tu PROPOSITO de que se va a realizar. Recuerda que es fe y propósito en el uso de la imaginación lo que hace la diferencia entre el soñador y el científico.

Y habiendo aprendido este hecho, es aquí donde debes aprender el uso correcto de la voluntad.


Tag(s) : #exito

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: